El calor de tu recuerdo

Cuando de nuevo llegue el invierno,

mi estación estará gélida,

me abrigaré con el calor de tu recuerdo

y sentiré ese profundo vacío

que ha dejado mi interior yerto.

           

Añoraré el resplandor de tus pupilas,

donde se reflejaba mi dicha,

en el espejo de tu mirada.

Me inventaré las tiernas palabras

que al contemplarme me susurrabas.


 

Le cantaré a la hermosa Luna,

la melodía que se escucha en mi pecho,

ella, con el corazón partido gimoteará

y juntas entonaremos una lluvia de poemas,

que ni el más enamorado poeta jamás sentirá.


 

Le rogaré a mi pena, que no me abrace,

que solo me deje divagar recuerdos bellos,

le diré al aire que me deje tu aroma

y que al rozarme enjugue mis lágrimas

que tanto  resecan mi alma.


 

¡Cuanto dolor me dejas con tu ausencia!

Ese amor que solo vibraba con verte.

Me atrapa sola en la nostalgia ,

despertándome al alba , atormentando mi noche

y consumiendo mi futuro sin presente.

                                                                                                    Isabel Manzano