A mi madre

 

 

Ella viene cubierta, con su capa de duelo,

tocando, altanera ,a tu puerta sin pudor .

¿Por qué se atreve , sin citarla , a buscarte?,

si tus esperanzas por vivir, están repletas,

si tus ambiciones de luchar ,son tenaces.

 

Tienes las ansias de sollozar, atragantadas,

disimulando con una sonrisa ,tu temor,

transitas errante ,en un barco sin patrón,

donde solo el incierto destino ,te custodia,

donde no hay consuelo, que atenúe tu dolor .

 

 Andas deambulando, por el incierto abismo,

apenas sin ímpetu, para seguir el camino,

el espejo devuelve tu mirada, de resignación,

pupilas  añiles ,como el reflejo  del mar,

ojos  abatidos , que ya no saben brillar.

 

Madre, yo te daré el calor de mis brazos,

te cogeré las manos ,para regir tus pasos,

y si percibes lágrimas, en mi mejilla ,

no sufras querida madre…son de orgullo …

por que fuiste tú, quien me  regaló la vida.

 

Isabel Manzano Vargas



 
                
                          
                          
                
 




© Brisa Diseños -