He construido unas alas para tí,
son tan finamente delicadas,
que debes tener cuidado al abatirlas,
pueden rasgarse en mil pedazos,
si las rozan otras manos.

Las pinté de color azul océano,
para que te confundas con el mar,
pero tu eres más poderosa,
quieres dominar el universo
y de mi quieres escapar.

Tomalás y aprende a revolotear,
pero no subas a la cima más alta,
puedes hacerte daño al caer
y si tus alas se lastiman ,
seran imposible de curar.

Mariposa mía , vuela solo para mí,
danza con tus colores, majestuosa,
elevate al cielo , mirandome,
con tu sonrisa encantadora,
presume de tu belleza divina.

Solo yo sabré cuidarte, mariposa,
que nadie sabrá hacerte volar,
cuando tus alas estén cansadas,
a mi lecho deben regresar
y dormirán con su carita llorosa.


Mariposa mia
<