Siento miedo de lo que presiento ,
¿Ya no se amor , como se puede luchar,?
mis esperanzas, sucumben con tus desprecios,
¿por qué dejas que todas tus promesas,
se vayan disipando con el viento?

Vas desoyendo mis súplicas
y mi corazón huye a la cordura,
me cuesta seguir con este desconsuelo,
todo mi ser, desgarrado, por ti clama,
sintiendose en vano por más que lo intento.

Mis manos fatigadas , no te alcanzan,
mis pupilas se cruzan con las tuyas
y ya no me expresan nada.
¡Aseguramé que no estamos muriendo, amor¡
¡dejamé perderme en tu oscura mirada¡

Percibo miedo ,miedo de mis lamentos,
se sienten sin fuerzas , ya no te aclaman,
te sacudes el deseo de mis anhelos,
despreciando la pureza de mi cariño,
desoyendo mis labios que te llaman.
Ya no se luchar